Al Día

Noticias METRO

La actualidad del Sistema METRO está aquí (solo en español):

Bello, abril 5 de 2014                                                                            N°1254

EL METRO REALIZARÁ RECORRIDOS GRATUITOS PARA LOS ASISTENTES AL WUF POR EL CABLE DE SANTO DOMINGO PARA DAR A CONOCER LA INNOVACIÓN SOCIAL GENERADA POR ESTE MEDIO DE TRANSPORTE 

•    Los recorridos se realizarán durante todos los días del Foro a las 10:00 a. m y 2:00 p. m con inscripción previa en el stand del METRO
•    Iniciará  en la estación  Plaza Mayor de la Línea 1 de buses, luego se integrará  a  la línea A en la estación Acevedo y termina en los cables de Santo Domingo y Arví.
•    Los asistentes a estos recorridos podrán apreciar la transformación social generada por la Línea K en Santo Domingo.

•    Esta Línea de cable se constituyó como jalonadora  para  el  desarrollo en la zona y hoy es símbolo de la innovación social de Medellín.

Los asistentes al WUF tendrán la oportunidad de apreciar la transformación y el desarrollo generado por el metrocable en las comunas 1 y 2 de la zona nororiental de la ciudad durante los recorridos organizados por la empresa de transporte. 

Los recorridos tendrán lugar durante todos los días del WUF a las 10:00 a. m y 2:00 p. m. Para asistir se requiere inscripción previa en el stand del METRO ubicado en el pabellón azul del Centro de Exposiciones y Convenciones Plaza Mayor. 

A través de estos recorridos los asistentes al foro podrán experimentar la integración de los tres modos de transporte: trenes, cables y buses, además de la innovación social. Los recorridos saldrán de la parada de Plaza Mayor (Línea 1 de buses), irán hasta la estación Hospital para hacer transferencia al metro y luego se dirigirán a la estación Acevedo para tomar la Línea K de metrocable. 

Es precisamente la Línea K o metrocable de Santo Domingo, uno de los aspectos clave en la transformación social de la ciudad. Esta línea fue inaugurada en 2004 y actualmente transporta 6’600.000 pasajeros al año y un promedio de 20.000 personas dia que hacen parte de las 770.000 personas que viajan diariamente en todo el sistema integrado de transporte (bus, cable y tren) .

Este cable nació para suplir las necesidades de movilidad de cerca de 200.000 personas de las comunas 1 y 2 que requerían una solución de transporte que les permitiera no solo desplazarse de una manera más rápida y segura a sus casas o lugares de trabajo, sino integrarse a la red de movilidad del Valle de Aburrá, logrando la inclusión social y adquiriendo sentido de pertenencia por el territorio. 

Es por esto que el METRO ideó la implementación de un sistema de transporte por cable aéreo. Sin embargo, esta determinación rompía con los esquemas internacionales con los que trabajaban estos sistemas, que hasta el momento se habían destinado únicamente como transporte turístico y estaban diseñados especialmente para periodos de invierno. 

Sin embargo, después de rigurosos estudios técnicos, y conociendo a fondo experiencias previas en cables aéreos en otras ciudades del mundo, la posibilidad de tener un cable aéreo que operara como medio de transporte masivo en Medellín, comenzó a hacerse realidad.  Bajo la premisa clave de un excelente servicio de transporte público es la integración en términos institucionales, operativos, tarifarios y físicos, la empresa METRO decidió sacar adelante este proyecto. 

Gracias a una inversión de $68.000 millones de pesos, aportados en un 55% por la Alcaldía de Medellín y en un 45% por el METRO, se logró implementar esta obra de transporte novedosa en el mundo ya que por primera vez, se diseñó un cable aéreo como medio de transporte masivo de pasajeros integrado a un metro. 

De ahí que el cable haya sido un factor determinante para que Medellín fuera elegida como la ciudad más innovadora del Mundo en 2013.  
Con la llegada del cable no solo entró en funcionamiento un nuevo medio de transporte, sino que comenzó para la zona una era de transformación social en la que esta solución de movilidad se convirtió en detonante.

Fue así como poco tiempo después de inaugurada la Línea K, el gobierno municipal implementó en la zona un Proyecto urbano Integral (PUI), que mejoró el espacio público e impulsó diversos proyectos de desarrollo social y económico en la zona, lo que contribuyó a consolidar la transformación iniciada por el cable.      
Gracias al florecimiento de nuevos negocios, la disminución de los índices de violencia y el sentido de pertenencia generado en estas comunidades, puede afirmarse, sin lugar a dudas, que los cables aéreos se constituyen en el más claro ejemplo de innovación social y de inclusión en Medellín.

Los habitantes de las comunas 1 y 2 reconocen los beneficios del metrocable, ya que pueden ahorrar tiempo y dinero en sus desplazamientos. De esto puede dar fe Wendy Ríos, una mujer de 31 años que ha vivido toda su vida en el barrio Popular. Para ella la llegada del cable a esta comunidad significó un giro de 180 grados porque acercó a las personas y les propuso nuevas formas de relacionarse: “Me parece que este sistema, además ahorrarnos tiempo y dinero, nos permitió comunicarnos con el otro, integrar a la comunidad y borrar las barreras que existían gracias a que nos encontramos en las estaciones o en las plazoletas sin importar el barrio donde vivimos”, comenta.

Doña Rosalbina González, quien vive hace 32 años en el barrio Santo Domingo, también reconoce los cambios positivos que generó el cable tanto en la comunidad en general como en la vida de cada persona. “Yo antes por ejemplo no iba nunca a Niquía, porque eso significaba hacer un trayecto más o menos de 3 horas porque teníamos que coger un bus hasta el centro y de ahí, otro hasta Bello”, recuerda. 

Beneficios y testimonios de vida que se harán evidentes durante el Foro Urbano Mundial como una muestra de los avances de Medellín en temas como la movilidad sostenible y la inclusión social.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES

::Más noticias::