Al Día

Noticias METRO

Bello, 8 de julio de 2015                                     N°1380

LA CALIDAD DEL SERVICIO METRO PASA POR LA EXPANSIÓN DE LA RED


•         Esta fue una de las conclusiones de la última jornada de la Conferencia Internacional sobre Gestión en Megaproyectos Metro, terminó hoy en Medellín.
 
•         En la mayoría de ciudades de América Latina se desarrollan proyectos de expansión del metro.
 
•         El Metro de Medellín también mejorará el servicio con incorporación de 23 trenes en dos años.
 
 
El aumento de la capacidad en los sistemas, su expansión y los casos de diferentes metros de América Latina fueron algunos de los temas tratados en la última jornada de la reunión de la Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos que sesionó en Medellín, Colombia, entre el 5 y el 8 de julio. 
 
La calidad del servicio de los sistemas Metro en las grandes ciudades siempre estará ligada a la capacidad de aumentar la oferta de trenes para responder al aumento de la demanda y, por lo tanto, al desarrollo de nuevos proyectos de expansión.
Esta es la constante en los sistemas que operan en las principales ciudades de América Latina, a juzgar por los proyectos de expansión que han emprendido, impulsados y financiados por cada gobierno nacional, regional o municipal y apoyados por los organismos multilaterales de crédito.
El Metro de Santiago de Chile es un buen ejemplo de esta tendencia. Su gerente Comercial y de Asuntos Corporativos, Àlvaro Caballero Rey, destacó que esa ciudad, con 6,5 millones de habitantes –que serán 8 millones en el año 2020-, ya inició la construcción de dos líneas –la 3 y la 6-, para sumar  40 kilómetros, 36 estaciones y 37 trenes a la red existente, de 103 kilómetros y 108 estaciones que componen su sistema, pero planea llegar a 149 kilómetros en el año 2020.

La inversión en este proyecto se acerca a los 4.000 millones de dólares, para beneficiar a una población adicional de 1,6 millones de personas a partir del año 2017.

“Tenemos que ser más eficientes y generar recursos adicionales para mantener el sistema en forma óptima en términos operativos… este es el reto que tenemos. La calidad del servicio está íntimamente ligada a la capacidad de las empresas de renovarse y de crecer, para responder al crecimiento de la demanda”, afirmó Álvaro Caballero.
 
Expansión en Medellín
El Metro de Medellín no es ajeno a esta tendencia ni se aparta de su  responsabilidad de ofrecer un mejor servicio a la comunidad. En esta dirección, acaba de hacer una inversión de 400.000 millones de pesos en la compra de 23 trenes, que se incorporarán en la flota de 55 trenes en los próximos dos años, con el fin de hacerle frente al crecimiento de la demanda en las horas ‘pico’.
 
Asimismo, planea la ampliación de varias estaciones, entre ellas, la Estación Poblado, en la Línea A, que tiene una afluencia de 35.000 usuarios al día. El sistema Metro de Medellín cuenta con 27 estaciones en dos líneas y tiene capacidad para movilizar 810.000 usuarios al día. Posee 31,3 kilómetros de vía férrea. 
 
En Río de Janeiro
El Metro de Río de Janeiro también responde a esta tendencia: su red actual de dos líneas, 36 estaciones, 49 trenes y 42 kilómetros de vías, moviliza a unas 830.000 personas por día y será adicionada, para responder al aumento de la demanda y mejorar la calidad de vida de la gente, con la línea 4 (6 estaciones y 15 trenes), que le permitirá recudir la circulación de unos 2.000 vehículos en horas pico y movilizar a unas 300.000 personas adicionales por día.
 
En el año 2016, y con la nueva línea, el Metro de Río de Janeiro tendrá 57 kilómetros de vías, 42 estaciones y movilizará a 1,2 millones de personas por día, pero tiene la meta de llegar a 1,81 millones de pasajeros, a 80 kilómetros de vías y 57 estaciones en el año 2022, cuando cumple 100 años de operaciones.
 
El caso de Lima
Lima, por mencionar solo a algunas ciudades de América Latina, vive el mismo proceso de crecimiento de la demanda (una línea de 35 kilómetros, 24 trenes y 36 estaciones) y se prepara para enfrentar este crecimiento con una nueva línea, desarrollada mediante una Alianza Pública Privada (concesión).
 
Ya tiene 20 trenes en proceso de compra y una inversión estimada en todo el proyecto es de 4.530 millones de dólares y tiene dos líneas más en proceso, que se contratarán a finales de 2015 y en 2016.
 
Actualmente, esta ciudad solo cuenta con una línea de un metro que fue diseñado y proyectado para tener seis líneas y que en sus inicios tenía prevista la movilización entre 230.000 y 250.000 personas por día.

Sin embargo, ya superó esa proyección y llega a los 340.000 pasajeros diariamente, de acuerdo con los datos que compartió el director de Concesiones del Ministerio de Transporte de Perú, Raúl García, en el marco de la Conferencia Internacional de Gestión de Megaproyectos Metro, convocada por Alamys (Asociación Latinoamericana de Metros y Subterráneos).

“La demanda ya superó la oferta, pero estamos en un plan muy agresivo de crecimiento para mejorar la calidad de vida de la gente”, afirmó García.
 
Quito, Panamá y Bogotá
En Quito está en proceso de definición la construcción del sistema Metro, que se adjudicaría a finales de este año, con una inversión estimada de 2.000 millones de dólares (23 kilómetros y 15 estaciones), según informó su gerente, Mauricio Anderson.
 
En Bogotá se adjudicarían a finales de este año las obras el Metro, con una inversión de $15,1 billones (US$6.300 millones), para un sistema de 27 kilómetros y 27 estaciones, que se extenderá hasta la Calle 127 y que entraría en operación en el año 2021, según informó el gerente Estructurador del proyecto, Diego Sánchez Fonseca, de la Financiera de Desarrollo Nacional.
 
Entre tanto, en Ciudad de Panamá también siguen la tendencia de la expansión y crecimiento de su sistema para responder al crecimiento de la demanda. Julio Marquínez, director Financiero de la empresa Metro de Panamá, destacó que la primera etapa, en operación desde abril de 2014 (13,7 kilómetros y 12 estaciones) tuvo un costo de 1.880 millones de dólares y, ahora, se apresta a iniciar las obras de la segunda línea, de dos estaciones adicionales en 2 kilómetros, que costará 192 millones de dólares y que estaría en operación en agosto de 2015.
 
“Si lo miramos en términos prácticos, un metro nunca deja de crecer…. La gente mejora su nivel de ingresos, construye más, tiene más hijos y crece la demanda en las ciudades y eso nos obliga a mejorar cada día el sistema de transporte. El mejor ejemplo es el Metro de Londres, que con 200 años en operación y sigue creciendo”, indicó Marquínez.
 
Y otro caso de expansión y mejoramiento de la calidad del servicio se vive en Valparaíso (Chile), que está explorando un intercambio de experiencias con el Metro de Medellín. El presidente de su Directorio, Germán Correa Díaz, destacó que proyecta la construcción de dos líneas, profundizar la integración con las rutas de buses y avanzar en la integración tarifaria entre los diferentes modos de transporte, entre otros proyectos.
 
Actualmente cuenta con una línea de 47 kilómetros y estaciones que cubren las zonas urbanas y sub-urbanas a campo traviesa, pasando por varias ciudades y localidades (entre ellas, la turística ciudad de Viña del Mar) y transporta 80.000 pasajeros al día y unos 22 millones al año.
 
En su proceso de expansión planea inversiones por 280 millones de dólares en la primera línea y por unos 320 millones de dólares en la segunda, pero son partidas en vía de definición con base en los estudios de prefactibilidad que se adelantan.
 
La situación actual de los sistemas ferroviarios en América Latina y su panorama de expansión marcaron el cierre de ALAMYS, un encuentro del que fue anfitrión el METRO de Medellín. Al finalizar la programación académica, los miembros de ALAMYS acudieron a una visita técnica al tranvía de Ayacucho donde tuvieron la oportunidad de ver el avance de las obras. 
 
El próximo encuentro de la ALAMYS será en Lima del 8 al 11 de noviembre.

DIRECCIÓN DE COMUNICACIONES

::Más noticias::